miércoles, 28 de noviembre de 2007

Isabelle Adjani poseída



Durante muchos años estuve buscando esta cinta. Su fama de "película maldita" me atrajo desde la primera vez que oí hablar de ella. Estrenada a principios de los ochentas, desató una polémica que persiste hasta el día de hoy, ya que aún es imposible ver la versión definitiva porque 10 minutos fueron mutilados por la censura en su día y ese material continúa perdido a la espera de ser recuperado. La falta de estos minutos es notoria en la última media hora ya que son bastantes los cortes abruptos que entrelazan las imágenes finales y que dejan una sensación evidente de que "algo más ocurría aquí". Sin embargo, a la larga, estos cortes han logrado que el desenlace transmita al espectador toda la locura y descontrol que sufren los protagonistas.

Y es que, sin lugar a dudas, esta es una de las películas más bizarras, brutales y dementes que se han hecho. Aquí pueden ver el trailer para que se den una idea de lo que es capaz esta cinta.



"La Posesión" es una co-producción entre Francia y Alemania filmada en 1981 por el cineasta polaco Andrzej Zulawski. Narra la historia de Marc, un hombre común y corriente que, al volver de un viaje de negocios, encuentra a su esposa Anna muy nerviosa y perturbada. Tras confesarle que tiene un amante, ella lo abandona. Tras esto, Marc cae en una profunda depresión que lo lleva al borde de la locura. Deseando conocer la identidad del amante, contrata a un detective para que siga a Anna. La verdad que se revelará será de lo más monstruosa.



Hace poco por fin pude ver esta película y realmente me fascinó. La dirección de Zulawski es magistral, con un ritmo alucinante y unos movimientos de cámara que sumergen al espectador en la vorágine de locura que consume a los protagonistas. La ambientación, la fotografía, la banda sonora y todos los demás elementos que la componen se fusionan a la perfección. En lo actoral, todos realizan una gran labor, pero lo de los dos protagonistas es de antología. Sam Neill está inmenso en el papel de esposo traicionado que va perdiendo la cordura hasta límites insospechados, pero es Isabelle Adjani la que se roba la película con una actuación impresionante y desgarradora que la hizo merecedora del premio a la mejor actriz en el festival de Cannes.

A continuación, una de las escenas cumbre de la película: el momento en que la "posesión" domina por completo a la Adjani mientras recorre los túneles de una estación de metro completamente vacía. El ver esto no revela nada importante de la trama, pero sí muestra hasta que brutal nivel de locura es arrastrado el personaje de Anna. Quedan advertidos.

2 comentarios:

tilsa dijo...

como te dije rafo, este es el único caso en el que me siento del lado de la censura. temo que de ver esos 10 minutos satánicos no estaríamos aquí hablando de esto.

viendo ese video recuerdo una noche lejana en nuestros paseos por quilca, que un clásico viejo jipi de por ahí me detuvo para decirme que me parecía a isabelle adjani. creo que yo andaba más o menos como ella en este increíble clip. jiji

Rafael dijo...

Por supuesto que recuerdo esa noche en quilca... fue la primera vez que te dije lo mucho que me gustabas.